como usar un arnés sexual strapon

Arnés sexual: Qué tipos hay y como usarlos

Publicado el Deja un comentario

¿Sabes que es un arnés sexual? Posiblemente que si que lo sepas y muy a menudo se asocia con el sexo lésbico. Y aunque lo pienses, este juguete erótico no es solo popular entre parejas de lesbianas ¡También en las parejas heterosexuales! Los arneses sexuales son tan versátiles que son aptos para todos los públicos. Si ya tienes pensado comprar un arnés sexual debes plantearte ¿Qué tipo de arnés vas a usar? y sobretodo ¿y para que práctica lo vas a utilizar?. Estas dos preguntas ya arrogan mucha luz a tu decisión, pero si aún no lo tienes claro ahora tienes la oportunidad de saber más sobre el arnés sexual y sus diferentes usos.

¿Para que quieres usar un arnés sexual?

También son conocidos como consolador con arnés o “Strapon“. Normalmente el arnés es utilizado por la mujer para penetrar con él dildo la vagina de su compañera, el ano o la boca de su compañera o de su chico. En dos palabras, va a tener el poder de tener su propio pene para hacer de todo tipo de penetraciones.

Por mucho que te parezca que un arnés sexual son más adecuados para el sexo con lesbianas, su popularidad crece en los dormitorios de parejas heterosexuales. Es tan versátil que ayuda a añadir nuevas experiencias sexuales en las rutinarias relaciones sexuales de pareja. No se puede decir más claro ¡Es un buen complemento para amenizar la vida sexual de todo tipo de parejas.

Generalmente la mujer utiliza el arnés sexual para penetrar a su compañerx por la vagina, ano o la boca.

Comprar arnés sexual y como usarlo

Pegging

Aunque esta práctica sexual no es muy conocida por todos ¡El Pegging es una tendencia en alza entre las parejas heterosexuales! Y es una práctica más habitual de lo que te piensas. ¿Aún te preguntas que carajo es? Pues un consolador con arnés le da el poder a la mujer de penetrar por el ano a su chico y darle mucho placer por la estimulación de su punto P o la próstata.

Para muchos hombres la estimulación anal es otra fuente de placer dentro de su cuerpo y estimular la próstata con un dildo llevado por su compañera puede ser muy placentero. Que sepas que la próstata es el punto G de los hombres. Es una glándula cercana al conducto anal, más preciso a unos cinco a seis centímetros del orificio anal, y está rodeada de infinidad de terminaciones nerviosas que dan mucho placer. Esta red de terminaciones nerviosas son las encargadas de controlar la erección y la eyaculación, y su estimulación vuelve loco a casi cualquier hombre.

Los diferentes tipos de arnés sexual

Habitualmente un strapon consta de dos partes: el arnés propiamente y el dildo compatible con él. El arnés más habitual es el que lleva correas o tirantes ajustables para fijar alrededor de las caderas, y hay un punto de anclaje para unir el consolador al strapon. Pero mejor vayamos al grano y dependiendo el propósito que quieres darle, hay diferentes tipos de arneses ¡Empezamos!

Consolador con arnés o Strapon

¡Es el más habitual! el arnés strapon está disponible en múltiples tamaños para que sea adaptable para todo tipo de personas con diferentes constituciones. Hay muchos arnés que son multitalla al llevar correas correderas ajustables, pero ¡Ojo! no todos lo son y tendrás que mirar tu talla, igual que cuando te compras un pantalón o una camisa.

La mayoría de los modelos están hechos con materiales muy cómodos de llevar como el poliéster, nylon o PVC. Estos materiales son tan cómodos que ofrecen sensaciones muy confortables en pleno juego. También los hay de cuero, son de más calidad y duran más, aunque son más delicados al tener tendencia a dilatarse con el uso continuo.

¿Eres de lxs que compran el arnés sexual aparte del consolador? Si es así como lo haces, presta atención a los pequeños detalles. Cuando compres el dildo fíjate en su diámetro. Si no lo haces, hay el riesgo que no encaje en el anillo de sujeción del strapon.

Arnés hueco

Es el único tipo de arnés sexual que puede usar el hombre. Tanto el consolador como el arnés en su anillo de sujeción son huecos y permite al hombre introducir el pene dentro de ellos para utillizarlo con funda.

El uso del arnés hueco es igual de habitual en parejas heterosexuales como homosexuales. Y es recomendable para hombres que padecen algún tipo de disfunción eréctil o que tienen un pene de pequeño tamaño. Es una buena manera en que ganen autoconfianza, que vayan seguros a las aventuras y dar mucha caña a su compañerx.

Arnés sexual doble

El nombre lo dice todo ¡Es un arnés con dos dildos! Son muy populares en el sexo lésbico (también en el heterosexual) y permite a la mujer que lo lleva satisfacer ardientemente a su chicx sin renunciar ella misma al placer. El segundo consolador está sujeto en la zona interna del arnés, listo para penetrar a la mujer que lo lleve puesto.

¡Anda con mucho ojo! Un strapon doble siempre necesita un tipo de arnés que una dos consoladores o vibradores

Los consoladores con ventosa

No es un arnés sexual propiamente dicho, más bien es un juguete sexual muy versátil que se fija con gran facilidad a un strapon como variedad de juego que ofrece con a pareja. Además un consolador con ventosa también te sirve para pasarlo en bomba en los ratos de sexo en solitario. Solo tienes que fijar la ventosa de la base a una superficie y darle mucho trote.

Los dildos con ventosa los hay de diferentes formas y tamaños, aunque los más comunes son los que imitan la forma de pene de verdad. A más son los más adecuados para estimular el punto G o la próstata. Y para rematar, hay dildos de doble penetración ¡permiten la penetración simultánea de la vagina y el ano! Son unisex, aunque son usados habitualmente por mujeres heterosexuales y lesbianas.

Los consoladores con ventosa son ideales para disfrutar de ellos en solitario o en compañía, tanto por mujeres como por hombres.

Consolador arnés sin correas

También se les conoce como Strapless. Es un tipo de consolador doble sin ningún tipo de sujeción, ni arnés ni correas de sujeción. Está creado para ser llevado por la mujer introduciendo el extremo más corto en la vagina para sujetarlo y, mientras, deja libre el otro extremo más largo para hacer disfrutar a su compañerx con inolvidables penetraciones.

Como no lleva ningún tipo de correas y ayudas para ajustar, la pericia está en saber mantener el consolador arnés en su lugar. Hay que saber escoger el strapless con el tamaño adecuado para ti. Si no es así, puede que sea demasiado pequeño y se salga continuamente.

Para que sepas ¡Así es como se usa un arnés sexual!

Jugar con un strapon es maravilloso, permite a todo tipo de parejas un sinfín de posibilidades para derritirse de placer. Pero para tener una experiencia completa con él hay que tener en cuenta ciertas cosillas:

  • Al comprar el arnés sexual hazlo con tu pareja. Elegid el tipo de consolador con arnés que más os gustaría usar. La elección va a depender de cómo os gusta ser penetradxs y de penetrar. Es una excelente forma para que haya mayor complicidad entre los dos.
  • Y aún es más importante, debes asegurarte que sea del tamaño correcto. Si no es el tamaño idóneo, la experiencia no es nada cómoda. Y lo que buscas es la comodidad para dar caña al compañerx.

Una vez elegido el arnés sexual que queréis, llega el momento de introducirlo como un complemento más en vuestras relaciones sexuales y disfrutar de él sin parar.

  • El primer paso previo es poner el arnés. Normalmente, lleva unas cintas deslizantes para ajustar perfectamente a las caderas. No hay que apretar mucho, hay que buscar la comodidad ante todo.
  • Fija el consolador a través del anillo de sujeción. ¡Anda con ojo! Si su diámetro es más grande o más pequeño no se ajustará bien al strapon.
  • No hay que ir directo al grano. La penetración sin una estimulación previa puede ser un desastre. Hay que ir poco a poco, consiguiendo relajar el ambiente entre ambos e incrementar la excitación hasta estar listos para el momento idóneo para penetrar.
  • Si va haber penetración anal, antes hay que relajar al compañerx para que esta sea sin dolor ni molesta. Con unos suaves masajes alrededor del ano e ir dilatándolo sin prisas con los dedos será de gran ayuda.
  • Y sobretodo ¡Utiliza suficiente lubricante a base de agua! La experiencia será de 10. Si la penetración anal escoge un lubricante anal con base de agua, son más densos y duran más rato.

¡Mucho cuidado! Ni se te ocurra pasar directamente de una penetración anal a una vaginal con el consolador. El ano contiene bacterias que pueden pasar a la vagina a través del dildo y ocasionar infecciones muy molestas.

Por cierto ¡Ahí va un truco! La mejor posición para el pegging es el hombre tumbado boca abajo con las rodillas levantadas. Y para lo demás, la postura del perrito es una postura fácil de penetrar a la pareja con el arnés.

Deja una respuesta